Archivo de la categoría: Cuento

Los cuervos y las palomas

Había una vez un niño alimentando cuervos en su patio. Les tiraba pedazos de salchichas que habían expirado en su nevera. De pronto su abuelo apareció y le regañó.

  • ¿Por qué estás alimentando los cuervos? –preguntó el anciano airado–. Sí te descuidas ellos te sacaran los ojos. Son las aves del diablo.

Entonces el abuelo lo llevó al parqué, le entregó una bolsa de maíz y dijo:

  • He aquí las palomas, las mensajeras de Dios. No hay nada tan puro y simbólico como ellas. Pon un poco de maíz en tu mano y levántala.
  • Pero abuelo –respondió el niño–, aquí dice que no podemos alimentar a las palomas.
  • ¡Patrañas! Ve y haz lo que te digo.

El niño se acercó todo un puñado de maíz con su mano y la levantó. Varias palomas se acercaron, una incluso se posó en su cabeza y le picoteó el ojo. El niño gritó del dolor, el abuelo no sabía lo que había pasado, porque un animal con hambre come lo que se encuentre.

Anuncios

La siesta de la muñeca

¡Buenos días,buenas tardes o buenas noches!

Me temo que la semana pasada no pude terminar mi entrada a tiempo y decidí de improvisto empezar un análisis sobre una obra de ciencia ficción. Me disculpo, de corazón. Por eso en esta ocasión les traigo un cuento corto de miedo para entretenerlos. Para serles sinceros es una historia bastante cliché con una muñeca, pero resulta efectivo cuando quiere generar miedo. La historia la hice hace un mes basado en un susto que me causó mi sobrina cuando  dejo su muñeco arropado. (maldita niña, me hizo quedar mal)

Espero que lo disfruten y no olviden en comentar que les hizo sentir. ¡un abrazo!

Att: V. Bise Seguir leyendo La siesta de la muñeca

Un rey, un cascanueces y Tchaikovsky

Primero que nada escucha la canción de abajo y dime: ¿la has escuchado últimamente?

“El Cascanueces y el rey de los ratones” (abreviado solamente “El Cascanueces”) es una obra mundialmente conocida y asociada a la época navideña. Tal vez sea porque la historia ocurre en la víspera de navidad o porque la música fuese muy linda. En eso felicito a Tchaikovsky. Pero la obra original comenzó en un cuento del escritor Ernst Theodor Amadeus Wilhelm Hoffmann en 1816.

Historia:

from-birmingham-royal-ballet
Tom Rogers as The king Rat. Taking from Birmingham Royal Ballet 

La historia es parecida a las muchas representaciones que hay sobre el cascanueces, y si de casualidad no conocen nada sobre el cascanueces, yo con gusto les diré de que trata:

Era la víspera de navidad. Federico y Maria esperaban con ansias los regalos de su padrino Drosselmeier, que resultan ser muy interesantes. El problema es que sus padres siempre guardaban los mejores regalos en el armario porque eran tan hermosos y elaborados que unos niños no serían capaces de apreciarlo. Entonces prosiguió los otros regalos del padre y la madre, que eran vestidos y soldaditos, y para la sorpresa de María su padre le presentó el cascanueces con la simple recomendación de que todo en la familia podría utilizarlo y comer nueces cuando quisieran. Es cuando Federico, sin dudarlo, cogió la nuez más dura y trató de partirla con el cascanueces, pero cuando el pobre muñeco no pudo y se le cayeron tres de los dientes delanteros inferiores, este se burló de él y trató de seguir partiendo más nueces. María se enoja y llora a lo que los padres y el padrino acuden. María cuida al cascanueces y en esa misma noche un ser repulsivo de siete cabezas, que se hace llamar el rey de los ratones, le declara la guerra a los juguetes y al cascanueces.

La obra de Ernst Hoffman

el-cascanueces-da-miedo

Ahora es cuando entra la duda, ¿es esto correcto? Y yo respondo que sí, lo es. La obra de Hoffmann se modifica con cada adaptación televisiva que ha salido, pero, lo que es la esencia, no es alterada. Un ejemplo son los personajes de la obra: si bien en algunas películas o mini especiales el padrino Drosselmeier parece ser dulce y comprensivo, en la obra que leí él es un poco cascarrabias y (el muy malnacido) estaba de parte de Federico, aunque seguía siendo noble y misterioso. Otra cosa que vi fue el desarrollo de personajes como María, que cuanto más avanza la historia sus miedos y angustias son derrotados por la valentía y el amor que ella tiene a su cascanueces. Un mensaje bonito y pero con un desarrollo muy jodido. Para empezar las obras de Hoffmann están cargadas de elementos psicológicos y terroríficos, por eso es considerado un exponente importante del romanticismo, como también del terror. El cascanueces es un cuento que rosa entre la fantasía y el miedo. No me lo podía creer cuando leí ese artículo que describía al cascanueces como una de esas obras que oculta más de lo que presenta.

Sigmund Freud hizo varios análisis sobre las obras de Hoffman en su ensayo “Lo ominioso”. Para Freud Hoffman es un maestro indiscutible en este campo ya que Hoffman evoca sentimientos encontrados con cosas tan sutiles o comunes como maniquíes, la arena y un poco de los miedos intrínsecos de los seres humanos. Los ratones son uno de ellos, son los primeros en atraer plagas y enfermedades como “la peste negra” que causo estragos en su tiempo. El cascanueces combina el temor de los ratones en una niña de siete años con la representación bíblica del dragón de siete cabezas en el rey rata. Pero eso no basta para causar miedo, al contrario uno se puede olvidarse de eso y pensarlo en otra cosa menos horrenda; hasta que nos topamos con algo muy particular, los mitos y leyendas.

El origen del rey rata

Cada cultura tiene sus propias leyendas que cambian con el paso del tiempo y región; en mi cultura es el temor de explorar lo que sería selva o monte porque la guerrilla te podría secuestrar, la belleza natural de ciertos lugares es opacada con el sentimiento de angustia, el miedo de vivir encadenado con otros en una choza o de ser usado para sacarte dinero en un rescate que nunca se efectuara. En el caso de Alemania es la superstición de un ser repulsivo.

rey-de-las-ratas

Se dice que cada cierto tiempo aparecen varios ratones unidos por la cola o extremidades que trabajan como uno solo. Un ser espantoso que las mismas ratas veneran y llevan alimento como lo haría cualquier plebeyo a su rey. El rey de las ratas es una criatura que, por condiciones muy particulares, pierde su individualidad para aprender a convivir con sus otros hermanos como uno solo, creando una nueva especie. Y la verdad esta cochinada que está acá arriba, es lo suficiente terrorífica para darme mal cuerpo cuando la veo. Yo vivo en un lugar más o menos rural, y la idea de encontrarme con esta porquería algún día me trae pesadillas.

 

El cascanueces de Tchaikovsky

cascanueces-en-leon
Hail the king rat! Praise the brave nutcracker! 

En aquellos tiempos los trabajos de Tchaikovsky eran bastantes populares que se le fue encargado hacer dos programas: un ballet y una ópera. La ópera resultó ser Iolanta, mientras que el ballet fue el Cascanueces y el rey de los ratones. Según leí la tarea no fue sencilla, Tchaikovsky no estaba muy interesado en la tarea y una que otra vez estaba discutiendo con alguno de sus amigos; aunque al final lo terminó después de una interrupción cuando viajó a los Estados Unidos. El ballet tuvo opiniones divididas entre aquellos que la amaban y la odiaban. Muchas de las críticas fueron sobre algunos compases y que no respetara la obra de Hoffmann (se había saltado el cuento de la gran nuez por Drosselmeier y otras cosas); mientras que otras eran sobre la decisión de colocar niños como bailarines. No fue muy acogida en su momento (creo que la envidia de los expertos o la cultura hizo su mal) pero eso fue temporal, ya que hoy en día el cascanueces es sinónimo de navidad y su ballet es uno de los más importante, como hermoso, de todos (según Vannert).


Me disculpo por la demora, tenia planeado colocar esta entrada entre el 28 y el 31 de diciembre por la festividad; pero resultó varios inconvenientes que me demoraron. Culpo mi procrastinación y el hecho que estuviera escribiendo otros cuentos. Espero que disfrutaran esta navidad con sus seres querido o de las miles de formas que uno puede hacerlo. ¡Los amos, los quiero! ¡Este 2017 sigue adelante!

The thing that lurks my dream (cuento)

¡Hola a todos! Hace tiempo que no aparezco por estos lugares y quería disculparme por este hiatus tan eterno. La verdad no quiero hablar sobre más escusas y mejor les digo que va este cuento. La historia está en inglés y fue diseñada para un concurso de escritura de mi facultad de idiomas. Lo bueno fue que gane en la categoría de avanzado que son los semestres de noveno y décimo, lo malo fue que tuve que hacerlo en menos de dos páginas por lo que algunas cosas parecerán apresurado o sin mucha profundidad. De querer me gustaría cambiarle o añadirle algunas cosas pero lo dejo como estaba. Creo que así está bien y no es que busque obtener otro premio o dejar un significado más profundo en mi obra. Otra cosa importante es el título, en sí debería de ser The beast… ( la bestia) y no The thing… (la cosa) pero también considero que la criatura no es del todo una criatura. Eso es todo lo que diré. ¡Feliz pos Halloween!
Seguir leyendo The thing that lurks my dream (cuento)

Esquilo y la muerte

Morir es algo que nadie sabe cuándo llegará. Si bien algunos conocen la fecha de su caducidad, gracias a la medicina moderna, la verdad es que en cualquier momento nos puede pasar un accidente mortal. Es fue el caso de Esquilo, dramaturgo griego; predecesor de Sócrates y de Eurípides. Un día él caminaba hacia las afueras de las ciudad, porque un oráculo profetizó que el moriría aplastado por una casa. Y creyó que al exiliarse a las afueras, podría evitar las frías garras de la muerte; pero paso todo lo contrario. Un quebrantahuesos vio su reluciente calva, creyendo que era una afilada roca.

Lo cierto es que me imaginé a Esquilo sentado por allí, pensado sobre la temática de su siguiente tragedia. Y es que la idea, de que un hombre vagase por el resto de la eternidad sin saber que había muerto, no era tan mala. Pero algo le faltaba, por eso se quedó toda esa tarde pensando:

  • ¿Cómo aquel trágico destino podría traer una enseñanza?

Mientras del cielo cayó algo ovalado. Esquilo sintió que algo le toco la calva, miró hacia arriba y no vio nada. Volvió adentrarse en sus pensamientos sin saber que su cuerpo yacía de cara al cielo, y que una tortuga intentaba enderezarse para después lavarse en el rió.

6 Cuentos para Halloween (y algunas recomendaciones) (O.u)

Deberían ser libros, ¿no?… Pues verán… No creo que haya tiempo. Escojo cuentos porque no van a ser demasiado largos, o de otro modo, que no tomen demasiado tiempo. Pues verán, (sí, voy hablar de mí mismo, que egocéntrico soy) el 31 estoy libre de esta prisión llamada “cuarto”. Esa condenada varicela se llevó mucho de mi tiempo y lo tengo que reponer, de una u otra forma. Pienso salir a caminar por un largo rato, ver cositas, disfraces y más.

Spooky Scary

Ya que regresamos al blog, pienso recomendar cuentos con autores y obras importantes (conocidas) de ellos. No sé, para dar a conocer más la cultura. Quizás ustedes me puedan recomendar otros autores 😛

Nota: la mayoría de cuentos que voy a mencionar, se pueden encontrar fácil en google. Seguir leyendo 6 Cuentos para Halloween (y algunas recomendaciones) (O.u)

Verge Grut III

Todo en esta obra es ficticio, ¡no lo intenten en casa!

Están advertidos!

Imagínense lo siguiente, eres una figura respetada en la época colonial. Tu abuelo es reconocido por funda un pueblo al nombre de no sé quién y tu trabajas como doctor y sepulturero. Eso es lo que sabemos todos de los libros de historia, pero no es lo único. A Víctor le habían aprendido una clase de mágica que practicaban en Europa. Luego aprendió de algunos de los esclavos las bases para hacer conjuros y supo que su aprendizaje en Europa no era suficiente. Consiguió colaboradores de las más peligrosas ramas que lo ayudaron a perfeccionar su arte, después los asesinaba con la intención que no lo delataran o empezarán a molestar en su territorio. Utilizó algunos de sus esclavos y practicó con ellos hasta que se aburría. Sus actividades favoritas siempre eran los que inducían a sus víctimas a padecer dolores, seguidos de horrores que asociaban a una enfermedad mortal, pero era solo gracias a los brebajes que él practicaba. Seguir leyendo Verge Grut III

La estatua arrodillada

La epidemia llegó un día después del gran festival, ahora tengo miedo por la vida de los demás. Mi hermana, Erina, está grave y estoy preocupado por su salud. Y todo por la culpa de esa señora. Sí, yo sé la razón de todo. Una semana antes de la fiesta de las campanas vi que una señora, de sospechosa vestimenta, se acercaba a cada casa con una mugrienta canasta. Pedía medicina para tratar la salud de su hijo y de los pequeños huérfanos que vivían a las afueras del otro pueblo. También recuerdo que la señora rogaba porque en el anterior pueblo fue también a preguntar, pero no había las cosas que ella buscaba. La señora Crox no era muy simpática, y más cuando yo era más pequeño, pero recuerdo que hablo por todos cuando la encaró.

  • ¡Mendiga asquerosa, lo que usted quiere es dinero! ¡No es cierto?

La asquerosa anciana esa negaba que sus intenciones fueran esas,  pero yo también supuse que no era para nada buena si vestía con ropaje tan mal cuidado. La señora Crox la seguía encarando mientras el señor Purgt con los otros matarifes se la llevaban a rastras hasta el puente.

  • Vete de aquí porque no habrá ninguna moneda nuestra.

De sacarla a patadas hubiera sido poco; y si hubiera tenido más edad, me gustaría haberla visto caer al puente. Pero fue un gravísimo error dejarla vivir. Poco después en la fiesta, cuando todos estaban concentrados en la celebración, mi hermana me dijo que los alimentos tenían un sabor rancio. Recuerdo que no me dejo comer allí porque encontró un largo pelo en la sopa. Luego de un tiempo descubrimos que fueron los ratones quienes se bañaron en la comida.

A mi hermana la encontré acostada, pálida, por la fiebre en la mañana siguiente. Los pocos que no se infectaron fueron al pueblo vecino. Aunque les dijeron que no podían ayudarlos, porque una señora les advirtió que si lo hacían, también ellos sufrirían la enfermedad. Y como muestra de su poder, irguió una misteriosa estatua de un hombre arrodillado, pidiendo perdón. También nos dijeron que era una señora quien estaba pidiendo medicina, salvo que ellos fueron tan estúpidos de entregarle lo que ella pidió. No dieron más información, pero algunos sabían que utilizaban unos extraños  brotes  que crecían debajo de la imagen para tratarse.

Ahora mismo estamos en la búsqueda de esa señora en el profundo bosque.  Quisimos asaltar el pueblo pero desapareció en una extraña niebla. En estos momentos desearía encontrarme con su cabaña y prenderle fuego, pero nos hallamos en un gran aprieto. Veo figuras extrañas que asechan en las sombras de los robles y no encuentro señal alguna del resto.

Old Woman with a Rosary - Paul Cezanne
Old Woman with a Rosary de Paul Cezanne

Cuento ficticio que no contiene ninguna clase de opinión propia por el autor. Decidí escribirlo en la misma forma que pensaría una persona de esas cualidades tan superficial. El año puede ser durante la gran peste, pero me puedo equivocar.

Trataré de publicar más seguido, aunque sea solo borradores.